lunes, 22 de diciembre de 2014

Matt Elliott - 18/12/2014 - Fotomatón Bar (Madrid)

Como os hemos contado estos días, hemos hecho 3 añitos ya por aquí. Y para no faltar a la costumbre, tocaba concierto para celebrarlo; escogimos al inglés Matt Elliot para esta ocasión.

Nos gustan los conciertos extraños, gourmet, de esos de los que es difícil contar algo porque son más sentimiento que setlist. Y por eso este nos hacía mucha ilusión; sabíamos que iba a ser un concierto de gente muy amante de la música, de canciones de 12 minutos y de dejarse llevar por la melodía. Y así fue, todo a la altura de las expectativas: Silencio, absoluto.

Silencio y respeto total al señor Elliott. La gente pidiendo en la barra por señas, el público esperando al final de la vibración de los acordes. Un gustazo.


Decir, que claro, el estilo el de este hombre, con un pasado electrónico, se nos antoja, indescriptible. Sus canciones evocan melancolía, sufrimiento, oscuridad. De aparente sencillez, melodía, juegos de voces, poca letra y con un estilo de guitarra cercano, mucho, a la guitarra clásica española (que nos perdonen si esto es una herejía), contribuye a crear una atmósfera agradable, de sonido acogedor, pero que a la vez nos revuelve por dentro, llega a un subconsciente de sentimientos.

Matt soltó alguna parrafada en inglés contándonos que casi deja la música pero que una serie de circunstancias, y un concierto en un festival hizo que siguiera, que vivió en Madrid algunos años y conforme hablaba nos hacía sentir más en casa, quizás también porque el se sentía en ella.

Aparente sencillez es esto
Un gustazo de concierto, un placer. Lo dicho, de vez en cuanto nos gusta ir a conciertos un poco fuera de lo que acostumbramos y con este, las ganas de "aventurarse" no hacen más que aumentar.

¡Felices fiestas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario